Armas de Artefacto – Chamán

Solo los veteranos más curtidos de Azeroth poseen la fuerza para blandir artefactos legendarios contra la Legión Ardiente. Tu arma forjada en el mito aumenta de poder a medida que tú lo haces, y tus decisiones modificarán sus facultades y su aspecto, sus sonidos y su manejo en combate. Modela tu artefacto para que sea el instrumento de batalla perfecto, y guía a tu facción en tan crítica situación.

Te has convertido en uno de los mayores chamanes de Azeroth, y como tal mereces un arma que no solo tenga poder, sino también un nombre.

Destrucción armoniosa

Los chamanes tienen tres especializaciones bien diferenciadas: Elemental, Mejora y Restauración. Cada una aporta una identidad única que encuentra su reflejo en las opciones de su arma artefacto.

  • La furia de las tormentas corre por las venas de los chamanes Elemental, como corre también a través del Puño de Ra-Den. Solo un auténtico maestro de los elementos puede manipular su poder.
  • Los chamanes Mejora combinan el poder de los elementos con su destreza en combate. Para ellos ningún arma bastará, salvo una legendaria: el Martillo Maldito. En el cuerpo a cuerpo, un maestro chamán puede extraer su verdadero poder.
  • Los chamanes Restauración blanden el Cetro de Azshara, un arma de gran sanación y restauración. La suya es la senda de la armonía con la naturaleza y la purificación; pero cuando surja el conflicto, esta arma será un poderoso aliado.

Cada artefacto es un símbolo del poder del chamán que lo empuña. Hay poder en los nombres: apréndete bien los de estas armas míticas, pues serán tus compañeras constantes contra el enemigo más letal al que te hayas enfrentado nunca.

Elemental: Puño de Ra-Den

Aman’Thul el Alto Padre, líder del Panteón de los titanes, confió a su principal sirviente, el Alto Centinela Ra, este artefacto que podía canalizar la furia de las tormentas. Ra lo usó para dar vida a la raza mogu, forjada por los titanes, y lo empuñó en combate contra el Imperio Negro durante incontables años. Perdida posteriormente por Ra, el arma acabó siendo recuperada por el Augusto Celestial Xuen, quien percibió su inmenso y peligroso poder y decidió custodiarla hasta que alguien digno pudiera volver a emplearla en una causa justa.
Puño de Ra-Den

Mejora: Martillo Maldito

Forjado en lava elemental en el mundo natal de los orcos, Draenor, este enorme martillo tiene una profunda conexión con los elementos, y su verdadero poder solo despierta en manos de quienes pueden hablar con los elementos de la misma manera. El Martillo Maldito fue empuñado durante mucho tiempo por Orgrim Martillo Maldito, uno de los mayores guerreros orcos de la Horda, y ahora es posesión de Thrall, uno de los chamanes más poderosos que Azeroth haya conocido nunca.
Martillo Maldito

Restauración: Cetro de Azshara

Un poderoso cetro creado la reina Azshara tiempo atrás, antes de transformarse en naga. El cetro contiene aguas del Pozo de la Eternidad antes de su corrupción, lo que le da grandes poderes mágicos y restauradores. El Cetro de Azshara se perdió durante la Guerra de los Ancestros, poco antes de que el mar se tragara a Azshara y a muchos de sus seguidores. Recogido por los elfos de la noche supervivientes que no sabían nada de su poder, fue enterradoen una tumba familiar de Azsuna, esperando a alguien capaz de liberar su verdadero potencial.
Cetro de Azshara

Vea También

Armas de Artefacto – Sacerdote

Te has convertido en uno de los mayores sacerdotes de Azeroth, y como tal mereces un arma que no solo tenga poder, sino también un nombre.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas