Armas de Artefacto – Druida

Solo los veteranos más curtidos de Azeroth poseen la fuerza para blandir artefactos legendarios contra la Legión Ardiente. Tu arma forjada en el mito aumenta de poder a medida que tú lo haces, y tus decisiones modificarán sus facultades y su aspecto, sus sonidos y su manejo en combate. Modela tu artefacto para que sea el instrumento de batalla perfecto, y guía a tu facción en tan crítica situación.

Te has convertido en uno de los mayores druidas de Azeroth, y como tal mereces un arma que no solo tenga poder, sino también un nombre.

Guardianes de la naturaleza

Los druidas tienen cuatro especializaciones bien diferenciadas: Equilibrio, Feral, Guardián y Restauración. Cada una aporta una identidad única que encuentra su reflejo en las opciones de su arma artefacto.

  • Los druidas Equilibrio blanden la Guadaña de Elune, un arma que requiere una total comprensión de lo que significa el equilibrio. Quienes no son lo bastante fuertes, se ven arrastrados por las fuerzas de esta arma magnífica y se convierten en dominados en vez de dominadores.
  • Los druidas Feral portan algo que es mucho más que un símbolo de su acérrimo temple: los Colmillos de Crinceniza. Imbuidos de un ancestral poder primario, serán muy útiles en la lucha que se avecina.
  • Los druidas Guardián ejemplifican el término «fuerza de la naturaleza». Con las Garras de Ursoc como ayuda, serán un formidable muro de pelo e ira que resistirá contra quien se atreva a desafiar su poder.
  • Los druidas Restauración son grandes amigos de la naturaleza y maestros de las artes sanadoras. Con una rama de G’Hanir, el Árbol Madre, en la mano, están preparados para plantar cara a quienes osen perturbar la estabilidad de Azeroth.

Cada artefacto es un símbolo del poder del druida que lo empuña. Hay poder en los nombres: apréndete bien los de estas armas míticas, pues serán tus compañeras constantes contra el enemigo más letal al que te hayas enfrentado nunca.

Equilibrio: Guadaña de Elune

Este artefacto místico fue creado hace milenios a partir del Bastón de Elune y un colmillo del semidiós lobo Goldrinn. La Guadaña de Elune carga con una larga e inquietante historia para los druidas: quienes no tengan cuidado podrían verse abrumados fácilmente por el espíritu de Goldrinn que imbuye la guadaña. Vinculada al origen de los huargen en Azeroth, dicen que la guadaña posee un incalculable poder lunar para el druida que tenga suficiente equilibrio como para mantener el control.
Guadaña de Elune

Feral: Colmillos de Crinceniza

La descomunal pantera gris Crinceniza, de los primeros dioses salvajes, fue una de las muchas que respondieron a la llamada del semidiós Cenarius y defendieron el mundo durante la Guerra de los Ancestros. Cayó en combate frente a la Legión, pero logró salvar innumerables vidas. En Val’sharah construyeron un gran santuario en su honor, donde exhiben sus colmillos ornamentados. Dicen que estos aún conservan gran parte del poder de Crinceniza.
Colmillos de Crinceniza

Guardián: Garras de Ursoc

Forjadas con acero de titanes por la vigía titánica Freya, estas garras fueron su regalo para el gran oso Ursoc, uno de los dioses salvajes. Este las empuñó en incontables batallas hasta su muerte durante la Guerra de los Ancestros. Si bien su cuerpo se desvaneció, no fue así con las garras, y dicen las leyendas que un fragmento de su espíritu permaneció en ellas. Tras arrebatarles las garras a los seguidores fúrbolgs de Ursoc, una banda de druidas las llevó al Sueño Esmeralda, buscó al espíritu de Ursoc y se las devolvió para que las custodiara.
Garras de Ursoc

 

Restauracion: G’Hanir, el Árbol Madre

Es una sola rama tomada de G’Hanir, el primer árbol, que la semidiosa Aviana regaló a los druidas mortales mucho tiempo atrás. Por su conexión con el místico Sueño Esmeralda, actúa como influencia sanadora y estabilizadora en el mundo de Azeroth. En los últimos tiempos, los druidas han usado este bastón para contener la corrupción y la locura de la Pesadilla. Como resultado de ello, los sátiros de la Pesadilla andan desesperados por que se produzca la destrucción de G’Hanir.
G'Hanir, el Árbol Madre

Vea También

Armas de Artefacto – Sacerdote

Te has convertido en uno de los mayores sacerdotes de Azeroth, y como tal mereces un arma que no solo tenga poder, sino también un nombre.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas