Armas de Artefacto – Guerrero

Solo los veteranos más curtidos de Azeroth poseen la fuerza para blandir artefactos legendarios contra la Legión Ardiente. Tu arma forjada en el mito aumenta de poder a medida que tú lo haces, y tus decisiones modificarán sus facultades y su aspecto, sus sonidos y su manejo en combate. Modela tu artefacto para que sea el instrumento de batalla perfecto, y guía a tu facción en tan crítica situación.

Te has convertido en uno de los mayores guerreros de Azeroth, y como tal mereces un arma que no solo tenga poder, sino también un nombre.

Luchadores intrépidos

Los guerreros tienen tres especializaciones bien diferenciadas: Armas, Furia y Protección. Cada una aporta una identidad única que encuentra su reflejo en las opciones de su arma artefacto.

  • Los guerreros Armas son luchadores pacientes, siempre están dispuestos y preparados para usar armas pesadas de dos manos en momentos clave de la contienda. No es de extrañar que se interesen por armas como Stromkar, la Belígera; una de las espadas magnas más poderosa del mundo.
  • Los guerreros Furia son enemigos tenaces que se crecen en las grandes carnicerías. Con las Espadas de Guerra de los Valarjar en su arsenal, no cabe duda de que saciarán su sed de sangre en el campo de batalla.
  • La Escama del Guardián de la Tierra es el armamento más adecuado para el guerrero Protección. Estos luchadores son un muro de contención contra cualquiera que les plante cara y con este escudo se vuelven realmente invencibles.

Cada artefacto es un símbolo del poder del guerrero que lo empuña. Hay poder en los nombres: apréndete bien los de estas armas míticas, pues serán tus compañeras constantes contra el enemigo más letal al que te hayas enfrentado nunca.

Armas: Stromkar, la Belígera

Esta espada magna conoció el combate de la mano del señor de la guerra bárbaro que reunió por primera vez a toda la humanidad bajo el mismo estandarte y fundó la nación de Arathor. Maestro táctico y gran estratega, el rey Thoradin, jugó un papel crucial en el final de las Guerras Trols. Más tarde, la espada se perdió mientras se usaba para someter a una monstruosidad C’Thraxxi en una tumba olvidada en las profundidades de Tirisfal. Abandonada y olvidada, Stromkar lleva miles de años empapándose del oscuro poder que la rodea.
Stromkar, la Belígera

Furia: Espadas de Guerra de los Valarjar

Hace eones, el vigía titánico y guardián Odyn traicionó a la hechicera Helya, la mató y corrompió su espíritu hasta convertirla en una Val’kyr. Odyn había forjado este par de espadas para el más poderoso de sus Valarjar, forjados en la tormenta, pero Helya robó las espadas y las imbuyó de parte de su ira. Y después se las entregó a su campeón, que las usó para dar caza a los héroes más poderosos con el fin de someter sus almas al servicio de Helheim. Estas espadas hacen que su dueño lance ataques implacables y crueles que destruyen las defensas de su objetivo y no dejan lugar a contraataque.
Espadas de Guerra de los Valarjar

Protección: Escama del Guardián de la Tierra

Un escudo impenetrable creado a partir de una escama del dragón Aspecto del vuelo Negro, Neltharion, el Guardián de la Tierra, antes de que sucumbiera a la corrupción de los Dioses Antiguos. El formidable rey vrykul Magnar Quiebrahielo llevó este escudo al combate y consiguió una victoria tras otra ante las situaciones más desalentadoras. Cuando finalmente cayó en combate, fue a causa de la traición de los siervos de la Val’kyr Helya. El escudo descansa ahora en la tumba de Magnar, junto a su cuerpo, en la Senda de los Reyes en Tormenheim.
Escama del Guardián de la Tierra

Vea También

Armas de Artefacto – Sacerdote

Te has convertido en uno de los mayores sacerdotes de Azeroth, y como tal mereces un arma que no solo tenga poder, sino también un nombre.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas