Avance Ciudadelas: Vuestra base en Draenor

ciudadela

 

Avance Ciudadelas: Vuestra base en Draenor, En esta serie dividida en cuatro partes, os explicaremos más detenidamente cómo se perfilan las ciudadelas y cómo podréis interactuar con esta característica en Warlords of Draenor. En esta primera entrega daremos solamente unas pocas pinceladas rápidas al tema, pero ahondaremos mucho más en su funcionalidad en las próximas semanas con las tres entregas.

 

Originally Posted by Blizzard (Official Post)

En BlizzCon 2013 os hablamos de muchas de las ideas que teníamos para las ciudadelas de Warlords of Draenor. Desde que comenzamos a desarrollar esta característica supimos que podía tocar la fibra sensible de los jugadores más veteranos de Warcraft, los de los tiempos de la estrategia en tiempo real, además de sentar las bases del conflicto con la Horda de Hierro. Desde la BlizzCon hemos estado experimentando y rehaciendo continuamente los conceptos de las ciudadelas en nuestros laboratorios de diseño, y queríamos ofreceros un avance más actual de su desarrollo.

En esta serie dividida en cuatro partes, os explicaremos más detenidamente cómo se perfilan las ciudadelas y cómo podréis interactuar con esta característica en Warlords of Draenor. En esta primera entrega daremos solamente unas pocas pinceladas rápidas al tema, pero ahondaremos mucho más en su funcionalidad en las próximas semanas con las tres entregas.

Estableced vuestra ciudadela mientras subís de nivel

Queremos que el proceso de reclamar una parcela en Draenor determine vuestra experiencia de juego. Queremos que en el transcurso de la construcción de vuestra ciudadela tengáis que tomar decisiones emocionantes que tengan un impacto significativo en vuestra forma de interactuar con el mundo del juego que os rodea mientras cumplís con esa fantasía de erigir y gestionar vuestra propia base en Warcraft.

La historia que tejéis en Draenor es una historia de heroísmo personal, pero vuestras acciones tendrán un impacto mayor ya que parte de vuestra misión es también levantar un ejército capaz de acabar con la Horda de Hierro, y la ciudadela tiene un papel fundamental en esa experiencia. En términos propios del juego, esto significa que crearéis y reforzaréis vuestra ciudadela mientras avanzáis hacia el nivel 100. Mientras realizáis vuestras misiones por todo Draenor, tendréis varias oportunidades de elegir entre distintos tipos de edificios que os gustaría añadir a vuestra ciudadela. Cada elección tendrá un impacto en vuestra experiencia de subida de nivel, ya que influirá en las misiones a las que tendréis acceso y en los beneficios específicos de zona que desbloquearéis al completar la estructura que hayáis elegido.

Por ejemplo, mientras estáis de misión en Gorgrond podéis elegir entre el aserradero o la arena de entrenamiento. Esta elección no solo desbloquea los planos de diseño que os permiten añadir el edificio a vuestra ciudadela, sino que además os permitirá construir un puesto militar centrado en ese edificio en Gorgrond. Esto juega un papel fundamental en vuestra experiencia en la zona, puesto que os encomendarán misiones específicas del edificio que habéis elegido y recibiréis un beneficio permanente que estará disponible siempre que os encontréis en Gorgrond.

Cuando hayáis conseguido construir un edificio en una zona —y, por lo tanto, lo hayáis desbloqueado para vuestra ciudadela— queremos que os sintáis realmente recompensados por haber ayudado a reforzar vuestras defensas en la zona contra la Horda de Hierro. Para que os hagáis una idea de las cosas que tenemos pensadas para los beneficios de zona, imaginad invocar a un brutal guardaespaldas ogro de vuestra arena de entrenamiento cuando os halléis en Gorgrond, o solicitar ataques de artillería de vuestro arsenal cuando estéis en Talador. Nuestro objetivo es que cada zona ofrezca alternativas a elegir que resulten igual de atractivas, y os ofrezcan una amplia variedad de poderosas criaturas contra las que luchas con vuestras nuevas fuerzas.

Reclutad seguidores para que se unan a vuestra ciudadela

¡Una ciudadela no valdría gran cosa sin gente que viviera en ella! Podréis reclutar seguidores mediante una amplia variedad de métodos; pensad en ello como si coleccionarais monturas o mascotas de duelo. Y, al igual que las mascotas de duelo, los distintos seguidores tendrán distintos conjuntos de habilidades, con sus propios puntos débiles y fuertes. Algunos seguidores son únicos y es posible que incluso sean nombres que os resulten familiares, mientras que otros serán una buena mano de obra que maneje las sierras de vuestro aserradero, haga pociones en el laboratorio de alquimia o cree componentes mágicos en el estudio del encantador. Podréis maximizar la productividad de vuestra ciudadela asignando seguidores específicos a los puestos que mejor se les dan, como en el caso de Johnny el herrero, quien aumentará la producción (como ya habréis imaginado) de vuestra herrería cuando lo asignáis allí. De igual manera, los seguidores mejor capacitados para el combate serán idóneos para encomendarles misiones, de las que recibiréis diferentes botines de gran utilidad.

Las misiones tendrán una dificultad, una duración y unos requisitos de tamaño de grupo variables, y algunas se adaptarán mejor a las especialidades de unos seguidores concretos que a las de otros. Un buen líder es capaz de crear el equipo ideal para una misión y enviarlo a conseguir el máximo de recompensas. Completad suficientes misiones y vuestros seguidores subirán de nivel, y cuando hayan alcanzado el nivel 100 podrán seguir mejorando sus niveles de objeto, sus facultades y sus rasgos. En cuanto le hayáis asignado una misión a un grupo, su desarrollo no se detendrá, ya estéis en vuestra ciudadela, batiéndoos el cobre en la Fundición Roca Negra o incluso durmiendo a pierna suelta, desconectados del juego.

Los edificios, los PNJ que os encontréis y los seguidores que reclutéis determinarán en última instancia quién habita en vuestra ciudadela, y los veréis yendo a la suya cada vez que vayáis de visita. Estáis al mando del vuestras propias bases y ciudadanos, incluso acogeréis a líderes y otros héroes importantes de vuestra facción para hablar de estrategias militares y otros asuntos.

También hemos mejorado la IA (inteligencia artificial) de los PNJ para reforzar aún más esa sensación de “ciudad bulliciosa” a medida que expandís la ciudadela. Mientras que los PNJ de Azeroth tradidionalmente han sido codificados manualmente para que se muevan por los senderos durante un periodo de tiempo predeterminado, deteniéndose en determinados lugares y luego cambiando de dirección solo siguiendo órdenes previas, este comportamiento no habría funcionado con los seguidores. Un seguidor en particular puede necesitar saber dónde habéis construido vuestro puesto de venta dentro de la ciudadela, por ejemplo, para que pueda acudir a ese lugar en concreto y cimplir vuestras órdenes. Esta IA mejorada también nos permite crear comportamientos más dinámicos, con los que los PNJ puedan reaccionar a vuestras órdenes u otras situaciones ante lo que sucede a su alrededor. ¿Queréis que vuestros súbditos se os unan en una conga que dé la vuelta a la localidad? ¡Gracias a la IA mejorada es posible!

Fortificad vuestra fortaleza

En Draenor, realizar misiones durante el proceso de subida de nivel será la principal forma de establecer y desarrollar vuestra base, pero los planos que os permiten construir diferentes edificios se pueden obtener de diversas maneras. Por ejemplo, podéis encontrar seguidores que os instruyan sobre los planos, que los obtengan de las criaturas que los dejan caer en el mundo o en las mazmorras, o que los ganen gracias a la reputación entre facciones. En el nivel 100, también podéis comprarle a un vendedor los planos de edificios de zonas que no elegisteis en su momento. Así, si decidís levantar una torre de los magos en vez de un arsenal en Talador, más adelante podréis adquirir de todos modos los planos que os permitan construir un arsenal en vuestra ciudadela. A partir de ahí podéis decidir si en vuestra ciudadela queréis un arsenal en lugar de una torre de los magos, ¡o tal vez encontréis sitio para ambas cosas!

En total tendréis acceso a 21 tipos de edificios distintos, cada uno de los cuales tiene 3 niveles de mejora y a los cuales se les puede asignar especializaciones para maximizar su eficacia; además vuestra ciudadela se puede expandir de sus 4 solares iniciales a un máximo de 10. Si os parece que son demasiadas opciones que tomar sobre la marcha, ¡tranquilos! Tendréis la posibilidad de modificar vuestras decisiones de construcción para que se adapten a vuestras necesidades… y a las necesidades de la guerra.

Vuestra ciudadela también ofrece otras poderosas ventajas. Jugará un papel fundamental en vuestras profesiones en Draenor, ya que dará a vuestros personajes acceso a algo más que únicamente las dos profesiones principales (hablaremos más extensamente sobre esto en la segunda parte). Además, amasar un poderoso ejército de seguidores maximizará vuestras posibilidades de ganar recompensas de misión, que pueden consistir en botín de mazmorras y de banda básico para vuestro personaje, pero se ajustarán para que se perciban más como un extra que como algo que eclipse los logros directos de vuestro personaje. Queremos que esta característica tenga mucho jugo en la experiencia de juego y personalización de la ciudadela, pero tampoco queremos hacer que los jugadores se vean obligados a invertir más tiempo del que les gustaría trabajando en sus ciudadelas tras alcanzar el nivel 100. Sabemos que hay una fina línea que separa lo que es implementar un sistema que ofrezca buenas bonificaciones de lo que es añadir “tareas rutinarias” que la gente considere obligatorias para progresar como es debido hacia la fase avanzada del juego. Por ello, en Draenor los jugadores que prefieran subir de nivel mediante las mazmorras o los campos de batalla seguirán pudiendo comprar planos de edificios que de otro modo se obtendrían mediante misiones.

La última línea de defensa

Draenor es una tierra salvaje y peligrosa. Desde el momento en que pongáis un pie en ella, los clanes unidos de la Horda de Hierro os acosarán en cada esquina. Con pocos aliados a vuestro lado, establecer una base bien defendida será una tarea prioritaria. A medida que se desarrolle la historia, descubriréis que las ciudadelas están completamente integradas en cada zona; tanto si decidís seguir el camino de la misión principal, como si simplemente os dirigís a las colinas para explorar, os encontraréis aliados (y enemigos) a cada paso. Aunque vuestra fortaleza principal siempre estará en el Valle Sombraluna (Alianza) o en Cresta Fuego Glacial (Horda), estableceréis ciudadelas de avanzada en Gorgrond, Talador, Nagrand y Cumbres de Arak, todas ellas personalizadas según vuestras decisiones en la construcción. Con el tiempo, vuestras fuerzas se extenderán por el continente, y dispondréis de un ejército capaz de asaltar la fortificada Fundición de la Horda de Hierro. ¿Tendrán éxito vuestras tropas? Solo depende de vosotros.

¡Próximamente, más!

Gracias por acompañarnos en este breve avance de las ciudadelas y esperamos que continúes leyendo las próximas entregas. En esta parte apenas hemos arañado la superficie de esta nueva y apasionante característica. En la segunda parte examinaremos los edificios con mayor detenimiento: los 21 tipos existentes, sus ventajas y especializaciones y cómo se integran con ellos las profesiones. ¡Estad atentos!

Vea También

Este mes en WoW – Enero de 2016

¡Feliz Año Nuevo! Enero ha llegado con el estruendo de los fuegos artificiales en las …

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas