Bastion

  • Función: role-defense.4A7UUDefensa
  • Nombre real: Autómata de asedio de SST Laboratories E54, “Bastion”, Edad: 30
  • Ocupación: Autómata de batalla
  • Base de operaciones: Desconocida
  • Afiliación: Ninguna

 

HABILIDADES
Modo Reconocimiento
En Modo reconocimiento, Bastion puede moverse, y está equipado con una metralleta que dispara ráfagas constantes de balas de alcance medio.
Modo centinela
En Modo centinela, Bastion permanece inmóvil y protegido con un escudo frontal. Está equipado con una ametralladora que dispara ráfagas de balas. La mira del arma puede ser guiada hacia varios objetivos para infligir daño devastador a corto y medio alcance.
Reconfiguración
Bastion alterna entre dos modos de combate básicos para adaptarse a las condiciones del campo de batalla.
Autorreparación
Bastion restaura su salud, pero mientras el proceso de reparación tiene lugar no puede moverse ni disparar sus armas.
Modo Tanque
En Modo tanque, Bastion extiende unas orugas y un poderoso cañón de largo alcance. Los proyectiles explosivos del cañón destrozan a los objetivos en un amplio radio, pero Bastion solo puede permanecer en este modo durante un tiempo limitado.

 

 

HISTORIA

«¡ES UN DÍA PERFECTO PARA DESATAR EL CAOS!».

Antaño un combatiente de primera línea durante la devastadora Crisis Ómnica, ahora esta curiosa unidad Bastion se dedica a explorar el mundo. Le fascina la naturaleza, pero mantiene las distancias con una humanidad que aún recela de los robots.

En un principio se crearon para mantener la paz. Las unidades robóticas Bastion poseían la habilidad única de reconfigurarse rápidamente y pasar al modo cañón de asalto. Pero durante la Crisis Ómnica se volvieron en contra de sus creadores humanos y se convirtieron en el grueso del ejército rebelde ómnico. Tras el final de la crisis, casi todas fueron destruidas o desmontadas. A día de hoy, las unidades Bastion aún simbolizan los horrores del conflicto.

Una sola unidad Bastion, muy dañada en las últimas batallas de la guerra, permaneció olvidada durante más de una década. Se quedó inactiva, expuesta a los elementos y oxidándose mientras la naturaleza la reclamaba poco a poco. A medida que lo invadían enredaderas y raíces, y pequeños animales lo usaban como nido, el robot siguió inerte, aparentemente ajeno al paso del tiempo. Y así fue hasta que un día, de repente, se reactivó. El robot había perdido casi por completo su configuración de combate y sentía una intensa curiosidad por el mundo natural y sus habitantes. Esta inquisitiva unidad Bastion se lanzó a explorar su entorno y a descubrir su propósito en un planeta devastado por la guerra.

Aunque “Bastion” parece amable, incluso inofensivo en ocasiones, su programación de combate original toma el control cuando la unidad presiente un peligro, y utiliza todo su arsenal para eliminar cualquier cosa que parezca una amenaza. Esto lo ha llevado a sufrir varios conflictos con los pocos humanos con los que se ha encontrado, por lo que el robot evita las áreas pobladas y prefiere dirigirse a las zonas salvajes y recónditas del mundo.

Vea También

Lúcio

Lúcio Correia dos Santos se crio en Río de Janeiro, en una favela pobre y atestada duramente castigada por el revuelo financiero que provocó la Crisis Ómnica. Cuando Brasil inició el largo proceso de recuperación, Lúcio quiso buscar una manera de levantar la moral de sus más allegados. Halló la respuesta en la música y en su poder para unir a la gente, incluso para ayudarlos a olvidar sus problemas, aunque solo fuera por unos instantes. Actuó en la calle, en fiestas de barrio y, conforme se hizo mayor, en toda una serie de legendarios locales alternativos.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas